Trabajo Infantil Revolución Industrial

Anuncios

Elección del tema de mi Ensayo:

He elegido el tema de `Los niños en las fábricas durante la Revolución Industrial´, ya que me parece un tema bastante interesante y me ha gustado enterarme mucho más sobre este al buscar información. También he hecho mi ensayo sobre este asunto porque es algo que obviamente aparte de estar en la historia del pasado, me interesaba saber como vivían los niños durante la Revolución Industrial, ya que me imaginaba que no vivían como nosotros lo hacemos hoy en día.

ENSAYO: Trabajo Infantil durante la Revolución Industrial

Una migración masiva de trabajadores agrícolas se dió durante la Revolución Industrial del siglo XIX. Los niños eran los principales trabajadores durante esta Revolución antes de que en el año 1833 se dictara la ley que prohibiría el trabajo infantil.

En las fábricas habia dos tipos o formas de trabajo:

  1. Los niños aprendices
  2. Niños que trabajaban gratis

Los dueños de las fábricas a cambio de trabajo les ofrecían alimento y vivienda, pero no recibían un salario. Algunos niños que tenían cerca de cinco años y trabajaban a cambio de un salario muy bajo, recibieron el título de niños que trabajaban gratis y además de en las fábricas también trabajaban en las minas de carbón y en las fábricas de algodón donde su mayor parte de tiempo la pasaban en habitaciones sin apenas ventilación. Los niños también recibían el oficio de deshollinadores y cocinando ladrillos en fábricas de manufacturas.

Las fábricas para las familias eran imprescindibles para ellos, ya que si no trabajaban allí tendrían que pasar hambre o directamente llevarles a la muerte, es decir veían la fábrica como el único medio para sobrevivir. El lugar de trabajo era insalubre y afectaba el peligro de la exposición a químicos tóxicos. A los niños que trabajaban en las fábricas de manufacturas se les pudrían los dientes y muchos de ellos murieron a causa de la inhalación de vapores de fósforo que desprendían estas industrias. En cambio, en las de algodón los niños tenían lesiones y accidentes debido a la utilización de maquinaria peligrosa y otros morían aplastados por máquinas al caer dormidos por la excesiva cantidad de horas que trabajaban. Y los críos que realizaban su trabajo en las minas de carbón morían por lesiones y explosiones.

Para concretar más, la jornada de estos niños comenzaba a las cinco y media de la mañana u terminaba a las siete de la tarde, con pequeños descansos para desayunar y comer. Es decir trabajaban alrededor de doce y diez y nueve horas al día seis días a la semana. Más de la mitad de los niños tenían menos de quince años. Los encargados de las fábricas no permitían el uso de relojes a los críos y así manipularles para que estuvieran mucho más tiempo trabajando allí.